11.14.2015

Ruralía (2015)



"En tres siglos de Sociedad Industrial se haconsumado un proceso de urbanizacióngeneral del espacio, primero como crecimientodel número y tamaño de las ciudades, y luegocomo extensión de los hábitos culturales urbanos alconjunto del territorio. Hasta tal punto de que hoy, enlos países desarrollados, inmersos ya en la SociedadTelemática, la distinción entre espacios rurales y urbanoses meramente arbitraria. No es fácil percibir diferenciasen hábitos, actitudes y valores, y menos aúnen lo que se refiere a las estructuras y relaciones deproducción. Como vemos a diario en los noticiarios,lo rural y lo urbano sólo tienen peso específico cuandose ponen en juego las elevadas plusvalías que, enel planeamiento urbanístico, se derivan del trazado delas líneas de delimitación del suelo urbano o apto paraurbanizar.Y es que vivimos en una urbe global, cuyos intersticios(la Ruralia) ya no cumplen la función esencialde alimentarnos, sino un cúmulo de funcionesmucho más complejas; entre las cuales la de alimentarel espíritu es una de las más importantes; casi lamisma función que, en términos de micro-urbanismo,cumplieron los parques y las zonas verdes en la ciudadindustrial. De ahí la importancia que la conservacióndel patrimonio, primero biológico y paisajísticoy, ahora, también cultural (aunque en realidad tanto elpatrimonio biológico como paisajístico, mal llamadonatural, son productos culturales), ha adquirido en losúltimos tiempos.Hoy la supervivencia de esos mal llamados espaciosnaturales depende de que su entorno, lo que todavíallamamos espacio rural, esté habitado (vigiladoincluso, podríamos decir, a tenor del papel que alos rurales les toca hacer últimamente frente al desenfrenourbanizador de algunas promotoras inmobiliarias).Pero en la medida en que el omnipotente mercado,y la globalización, no permiten que la conservaciónde la población se base en la subsidiación de lasproducciones agroganaderas, se viene asumiendo laidea de que "el rural" debe ser un actor multisectorial:produciendo en el sector agrícola únicamente productosde alta calidad y con mucho valor añadido, eincorporando otras fuentes complementarias de ingresos,como las derivadas del turismo rural. En estemarco, la protección del patrimonio cultural (es decir,de los recursos heredados de las generaciones anteriores)deja de ser una imposición más "desde la ciudacl',para adquirir una dimensión mucho más compleja:una actitud esencial para la propia supervivenciade los rurales como grupo social."

Este artículo tiene su origen en otros trabajos
previos en los que he desarrollado más extensamente
(aunque quizás no tan sintéticamente) los conceptos
y planteamientos teóricos que aquí se exponen.
Particularmente los artículos "La urbanización del
mundo campesino" (1983); "Perspectivas globales.
Tendencias y desafíos planetarios entre los rurales "
(1992); "Delo rural a lo urbano " (1995); "De la terra ignota 
al jardin terrenal. Transformaciones en los usos y funciones del territorio
en la urbe global" (1998); "La naturaleza social de la naturaleza"
(1999), "De la cultura a las industrias culturales"
(1998) y "Modelos de desarrollo rural y sostenibilidad.
Enfoques para la Europa mediterránea" (2001). Así
como en alguno de mis libros: Agricultura periurba-
na (con Mario Gaviria, 1984) y Hacia la urbe global
(2001). 


REFERENCIA
Baigorri, A. (2015), "Ruralia: el jardín de la urbe global", en Luis Azurmendi, ed., Casas de Campesinos y pescadores, Litoral Atlántico, Santader, pp. 11-34

Acceso al texto completo

9.07.2015

Algo más que un ritual de paso (2015)




"Los jóvenes puede que ya no crean en la autoridad, pero tienen auténtica fé en la publicidad (. . .) Los hombres de negocios saben que serán grandes clientes si se les sabe inculcar desde la adolescencia buenas costumbres, y se les enseña a
gastar mucho"
(Vance Packard, The Waste Makers, 1962) 
"Sólo tienen puestas grandes esperanzas en los días de asueto quienes, como muclhos trabajadores y muchos niños de escuela, se aburren completamente con lo que tienen que hacer normalmente"
(David Riesman, Abundance, for What?, 1964) 
"El capitalismo nos precisa puritanos de día, y hedonistas de noche"
(Daniel Bell, The Coming of Post-Industrial Society, 1973)
"[. .. ] while teenagers might not believe in authority, they did believe  in advertising. [. .. ] Marketers were admonished to remember that all these millions of youngsters would one day marry and become really big spenders if properly nurtured. Catch them while their buying habits are forming!" (Vance Packard, The Waste Makers, 1962)
"The high hopes of what a holiday may bring {are] to be found among those who, like many workers as well as many school children, are thoroughly bored with what they normally do. "(David Riesman, Abundance for What?, 1964) 
"[In capitalism] one is to be 'straight' by day and a 'swinger' by night."(Daniel Bell, The Cultural Contradictions of Capitalism, 1976)



REFERENCIAS

Baigorri, A. (2015), "Algo más que un ritual de paso", en J.Jurado, Resaca Nacional, Iniciarte, sevilla, pp. 14-19

Baigorri, A. (2015), "More than a rite of passage: a social obligation", in J.Jurado,  Resaca Nacional, Iniciarte, sevilla, pp. 67-69
Enlace a textos

8.16.2015

The Nuclear Debate in Spain: the persistence of rejection (2015)


Capítulo en este libro.


"   Introduction: the nuclear conflict In recent years there has been a revival of the so-called “nuclear debate” in the most advanced countries and in Spain too. In this context the debate may be understood as the conflict of interests, expressed through the mass media, between those who defend the use of nuclear fission as a source of energy and those who oppose its use for both civilian and military purposes. Private and public scientific institutions, public bodies and a host of other actors are involved in the debate, In Spain the debate opened in institutional terms in 2005 when the Ministry of Industry set up a roundtable to debate the nuclear question, a model which in the UK was followed by the Royal Society when it proposed a “scientific debate” in 2007. Opinion pieces for and against have become common both in the financial press (with more frequency) and in the general press in recent years.We use the term “reappearance” because the nuclear debate is in fact very old, in fact it began with the use of nuclear energy forof military purposes (1945) and its later use for civil purposes when the first nuclear reactor designed to produce electrical energy was built in 1951. When the development of this debate is examined three different phases can be identified.The first stage, strongly linked to the military industry, was marked by an almost irrational technological optimism. It saw nuclear energy as a panacea for all of the ills of humanity. This vision collapsed when many scientists, especially former participants in nuclear programs, alerted public opinion to its dangers.The second phase began with the energy crisis of 1973. Nuclear energy, apparently more modern and antiseptic, was presented as an alternative to oil and plans for nulcearization on a massive scale were drawn up. This time the dream was confronted by two separate nightmares, the anti-nuclear movement of the 1970s and the consequences of the Three Mile Island and Chernobyl accidents in the 1980s.The third stage began in what we call the post-Kyoto period. The manufacturers of nuclear power plants and the big utilities, in association with a multitude of associated research groups,1 presented nuclear energy as a rational response to the challenges of global warning. The combined weight of these groups tipped the balance of the debate in favor of nuclear power and ensured that it would be conducted on an unequal basis.In Spain there is a nuclear debate,. but as often occurs with social issues, the explicit and obvious prevents what is latent from being seen. When one examines the numerous opinion polls dealing with the matter, public and private documents, reports, articles, news and the societal magma known as the Internet then the latent can become visible. There is indeed debate but not on the subject that is supposedly being debated. Although participants discuss the merits and demerits of nuclear energy with some demanding its greater use while others emphasize its risks, what is really being decided is whether or not to prolong the service life of the nuclear power stations that currently function in Spain2. As this debate is not explicit, it becomes a dialogue of the deaf. The question is whether we can accept the risks associated with prolonging the service life of these power stations with their woeful record of “incidents”3 which, supposedly, could contribute to the transition to a post-Kyoto energy era. In the case of Spain it must be remembered that that energy sector was created during a period of monopolistic state capitalism and that it is now this sector itself which once more looks to the state to prolong for a decade the “useful” life - that is to say productive in terms of business profit – of the currently functioning nuclear power stations.The analysis of the situation by energy managers is simple and logical; the basic risks involved have already been assumed by all concerned (including those citizens subject to the greatest risk) since the construction of the plants themselves. This also involves assuming the risks and management arising from the hazardous wastes produced by the plants and accepting that the pollution caused by the plants, once they have been shut down, will be at the same level for a quarter of a century. Thus the communities that already put up with the nuclear power plants will be prepared to continue to live with a bit more risk in return for immediate economic benefits.However, in spite of this the majority of the public remains clearly opposed to nuclear energy. This study describes this situation and attempts to critically explore the causes of this opposition, causes which go beyond ignorance, the only argument put forward by some pro-nuclear (Rodríguez and Pérez Díaz, 2006, 2007) sociological studies. From their perspective, unlike the case of countries such as France and the United Kingdom where citizens are supposedly well informed about the nuclear industry and where the majority accept it, the people of Spain oppose it out of ignorance. This is a very simplistic portrait of a much more complex reality."


REFERENCIA:
Baigorri, A., Chaves, M., Caballero, M. (2015): "The Nuclear Debate in Spain: the persistence of rejection", en Agustoni, A., Maretti, M. eds., Energy and Society: Public Opinion, Policies and Sustainable Development, AuthorHouse, Bloomington, IN

Enlace al texto (la paginación no se corresponde con la del libro, que puede leerse completo aquí)

8.16.2012

States and the nuclear power. An international perspective (2012)




"AbstractThis paper analyzes the evolution of public policies on nuclear energy from an international perspective highlighting an interesting sociological paradox: the opposition to the nuclear power contributed to the development of the environmental movement; and at present, the promoters of this kind of energy are including environmental arguments in their discourses: the fear of climate change and the reduction of CO2. Despite Kyoto Protocol does not accept this kind of energy as Clean Development Mechanism (CDM), its promotion is carried out on the basis of environment objectives, so that the nuclear lobby is obtaining more social acceptation thanks to the environmental discourse in the last four decades. For the carrying out this research, the nuclear policies from an international level are analyzed inside a wider research about the Nuclear Debate financed by Encuentro Foundation (Spain).
ResumenEl artículo analiza la evolución de las políticas, a nivel planetario, sobre la energía nuclear, a partir de una interesante paradoja sociológica: siendo uno de los componentes de la Sociedad Industrial madura que más ha contribuido al crecimiento del ecologismo y el ambientalismo, por oposición, hoy las corporaciones que la promueven vienen incorporando como base argumental fundamental los propios logros del movimiento ambientalista: el miedo al cambio climático y el objetivo de reducción del CO2. Aunque el protocolo de Kyoto no acepta esa energía como Clean Development Mechanism (CDM), paradójicamente se asiste su promoción a nivel planetario en base a los principios de sostenibilidad. Lo que se define como lobby nuclear consigue pues, paradójicamente, más aceptación que nunca en las últimos cuatro décadas, gracias al discurso ambientalista. Para la realización del estudio se analizaron las políticas nucleares a nivel planetario, dentro de una investigación más amplia sobre el Debate Nuclear financiada por la Fundación Encuentro (España).


"But attention must also be paid to certain intrinsic components of the anti-nuclear movement which - in terms of synergy – explain its success:
a) The movement represented the beginning of the end for bureaucratic political parties as the only channel available for the democratic expression of the interests of citizens.b) It brought certain decisions which involved risks to the public to be disputed not only in the technical but also in the political sphere.c) The arguments presented against nuclear energy were emphatic:● the risk or massive or localized radioactive contamination due to accidents, sabotage, terrorism or natural disaster,● the risk of low dose radiation,● possible geopolitical destabilization arising from nuclear proliferation, as a result of its use of the raw material for nuclear weapons,● the difficulties and costs associated with the management of nuclear waste,● dependence on other countries for access to technology, fuel6 (as in the case of fossil fuels) and for the management of waste,● deepening of center-periphery inequalities with plants normally being built in deprived areas with few inhabitants and a lower capacity for resistance, so making them lose all attractiveness for more normal development,● difficulties in counting the real cost of nuclear energy due to the failure to include public investment in research, the real costs of dismantling plants, the future costs of dealing with waste and risk management,● nuclear energy being seen by its very nature as a paradigmatic form of centralization and social control.But the ideology behind the anti-nuclear movement went far beyond that of opposition. Like all other ideologies it seeks to make sense of the world and is thus prescriptive, that is to say, it includes alternative proposals. Thus the anti-nuclear movement emerged as a specific social movement which developed a model of resistance to the dominant energy model and offers responses from a technical and economic viewpoint. Anti-nuclear scientists and technicians develop renewable energy solutions and criteria for efficient energy use that already form part of our daily lives.
The reaction: the nuclear lobbyThe anti-nuclear has as its objective that humanity rid the world of nuclear energy in its entirety and not only its use for military purposes. It has had to confront two clearly defined social actors, the so-called military-industrial nuclear complex and the state, the latter heavily influenced, or even controlled, by the former which consists of military departments, research centers linked to universities, large electricity companies, capital goods manufacturers, consulting firms, politicians, opinion leaders, etc"


REFERENCIA:

Artemio Baigorri , Manuela Caballero & Mar Chaves (2012), "States and the nuclear power. An international perspective", International Review of Sociology/ Revue Intertaionale de Sociologie, Volume 22, 2012 - Issue 3, Page 446-470

Enlace a una versión del texto

4.19.2011

Botellón: lo anormal es la represión (2011)



A 10 años de mi primer análisis del botellón, lo que parecía una moda pasajera hoy sabemos que es un componente más del ocio nocturno. Como pasó con discotecas, terrazas (beber en la calle) y pubs, lo que empezó como trasgresión, problema para el stablishment, es hoy -y lo será allí en donde hoy se le persigue- un hecho cotidiano (y legal). ¿Por qué sigue existiendo en Madrid o Barcelona, donde las autoridades llevan años reprimiéndolo? Porque sigue respondiendo a la función por la que surgió. Los teenagers que lo inventaron ya tienen trabajo e hijos, se acercan a los 40, pero aún lo practican porque son jóvenes, siguen faltando espacios adecuados para reunirse con los amigos, y las copas aún son caras: es el calentón inicial, barato y con alcohol de calidad. 
Los predicadores ya no demonizan a los jóvenes, aunque aún abusan de la palabra hedonismo. Aceptan que el botellón no es otra anormalidad nuestra, sino la expresión sinérgica local («borrachera española» lo llaman en Suiza, quizá por eso se persigue en alguna región) de tendencias globales: la sociedad de 24 horas (el fluir de capitales, productos y consumo sin horario); la conversión del ocio en un sector básico (una parte del ocio, el turismo, supone el 10% del PIB); la influencia y poder creciente de las multinacionales del alcohol; la ampliación de la placenta social (la progresiva extensión del periodo de maduración en nuestra especie, lo que no tiene nada que ver con las prédicas sobre la vida muelle de los jóvenes); la dimisión parental (dejación del ejercicio de autoridad por los progenitores); y la degradación del Estado del bienestar, que deja sin espacios a los jóvenes. Y ahora la generación de padres que ha apoyado electoralmente el adelgazamiento del Estado espera que la tríada escuela+televisión+policía les resuelva la papeleta de educar, dotar de valores y controlar a sus hijos. 
Nos ha tocado a los sociólogos racionalizar el problema. A lo largo de los años, en cada innovación (macrobotellón, botellónsms, facebotellón…), cada nuevo país (Italia, Portugal, Francia, Suiza, Alemania…), región o ciudad en que brotaba, los medios de comunicación y los políticos inteligentes han buscado al sociólogo como counselor, y la sociología ha estado a la altura (salvo cuando ha ejercido de legitimadora de la represión). Donde unos veían molicie, otros han valorado que la juventud innovase una forma de ocio autogestionada por la que se apropian de espacios socialmente improductivos para encontrarse y compartir música, alcohol sin adulterar (y otras drogas, claro), confidencias y planes. Por supuesto que tiene efectos indeseados: el más grave, la presencia y consumo de alcohol por menores de edad, pero también conflictos con el vecindario que desea descansar, y vandalismo. 
Desde el principio, hay dos tipos de respuestas. La represiva la fundamenta el PP en el 2002, cuando el ministro del Interior (Rajoy) anuncia una normativa que prohíbe beber en la calle (terracitas aparte), a la que se apuntaron Madrid, Bilbao, Barcelona, etcétera. Regiones y ciudades en donde hoy siguen vivos no ya los conflictos vecinales, sino incluso las algaradas callejeras. 
La institucionalista la marca el Gobierno de Ibarra en Extremadura. En el 2001 encarga un informe urgente, y en el 2002 pone en marcha uno de los más complejos proyectos de investigación-acción realizados en España, que incluye un debate social en el que participan la inmensa mayoría de las familias y escolares de la región, mediante encuestas, cuestionarios de autoreflexión en el hogar (más de 25.000 recogidos), y 600 debates en todos los centros educativos, del que surge la idea de abordar el asunto a través de la regulación. Así, la ley de convivencia y ocio (2003) persigue lo perseguible: el consumo de alcohol por menores (con sanciones de 30.000 a 600.000 euros para quienes les vendan) y las molestias al vecindario (se obliga a los ayuntamientos a señalar espacios lejos de las viviendas para la práctica del botellón). Y se acompaña de espacios de creación joven, en las ciudades, para quienes quieren un ocio creativo. Salvo en Badajoz (única ciudad en la que el Ayuntamiento del PP permite que el botellón se siga celebrando junto a viviendas), el conflicto ha desaparecido. Como en las otras regiones o ciudades en las que se ha aplicado el modelo extremeño. 
En una sociedad en la que el alcohol es una droga legal exaltada incluso como símbolo sagrado de su religión más extendida y las multinacionales financian proyectos para «enseñar a beber» o esponsorizan a rutilantes estrellas mediáticas, es hipócrita decir que el botellón fomenta el consumo de alcohol. Abórdese el problema del alcohol en su sitio, si es que es un problema, pero sin tomar el rábano por las hojas: el botellón es una práctica tan legítima como las terracitas de la Castellana, los chiringuitos de Cádiz o las discotecas para ingleses de Salou, en donde también hay menores, ruido, molestias al vecindario, drogas, vandalismo y suciedad, o sea, el normal residuo de la noche. Regúlese, por tanto. Con reflexión, sin represión.



REFERENCIA:
Baigorri, A: (2011), "Botellón: lo anormal es la represión", Diario El Periódico de Catalunya, 19/4/2011
Enlace al periódico



3.09.2010

Historia de dos ciudades (2010)



"Badajoz es un modelo de desorden urbanístico desde los años 30 (no entramos en las razones, describimos la situación en la que todos cuantos han gobernado tienen responsabilidades, por supuesto que unos más que otros).
Ese desorden urbanístico, que en realidad es social, ha generado (ya señalé ese hecho cuando debatimos sobre la ubicación de la estación del AVE, que debería haber servido como instrumento de soldadura, y va a serlo de fractura) una ciudad polarizada. En este sentido la historia de Badajoz, en el siglo XX y lo que llevamos de XXI, es una historia de dos ciudades que planeamiento tras planeamiento se siguen ignorando. En suma, el Badajoz que vivimos es bipolar: hay un Badajoz obrero, humilde, descuidado por las Administraciones y en parte, o a consecuencia de ello, por los propios vecinos; y un Badajoz mesocrático orgulloso de sí mismo, mimado especialmente por las últimas administraciones."


Referencia y texto
Baigorri, A. (2010), "Historia de dos ciudades", Convención Badajoz Siglo XXI, PSOE

3.02.2009

Hacia la comunicación ubicua (2009)



"El exterior de Internet está lleno de falsos predicadores que viven de meter miedo a los niños... y sobre todo a los padres. Los pobres padres, ignorantes de las dichosas TIC´s y una y otra vez culpabilizados por el nivel educativo de sus hijos, por el botellón, porque llevan el cuerpo lleno de agujeros y herrajes... Un día sí, y otro también, en la caja lista (porque si no fuese lista no seguiría ahí, en medio de nuestras vidas, después de medio siglo) se turnan el psicólogo obseso y el juez vengador justiciero, para advertir a los padres que vigilen qué hacen sus hijos en Internet, ese nuevo espacio, por incontrolable, demoníaco.

Y entonces el atorado padre, que apenas sabe otra cosa que encender el ordenador de la oficina y rellenar formularios on line, corre a la habitación de su hija adolescente, a ver qué hace en Internet... con quién está. Y la chica, que siente abrirse la puerta a su espalda, mientras grita "Jo, papá, podías ser más educado y llamar, ¿no?" (con lo cual el padre pierde buena parte del empuje inicial, el cazador cazado) cierra la ventana del Messenger donde está diciéndole a su amiga Lourdes lo golfa que es Bea, que ayer tarde se estaba dando el pico con su novio Borja en plena calle, en la puerta del kebab. A la vez que habla con otrs seis o siete amigs, incluido el pendejo de Borja, que intenta negarlo con toda la zalamería de que es capaz, y ella le deja hacer, y cuando ya piensa que la ha convencido, recibe un definitivo: "Serás imbécil... Si Luisma subió desde el móvil al tuenti la foto que os sacó... Véte a mirar qué guapo sales". Cuando el padre llega a ver la pantalla, ahí está inmaculado el Word (bueno, digamos Open Office Writer, para apoyar al software libre) con los apuntes de clase.

La llamada Web 3 (una denominación tan estúpida como Borja, porque en realidad aún estamos balbuciendo las primeras letras de la Web 0.3), o Web Social como la llaman los marketinistas, sólo es un pequeño ensayo más, un pasito más hacia esa red telemática que nos envolverá en breve en todas las direcciones, y en todos los rincones (naturalmente, debo insistir siempre, si contamos con el hardware y la infraestructura adecuadas, lo que no es el caso entre todos nuestros jóvenes), y en la que sólo si queremos --como fuera de la red--, todo nuestro entorno sabrá de nosotros en el acto. Y no es ni buena, ni mala, ni regular: es la vida misma.

Por supuesto que hay que tomar precauciones, pero no más que en la vida atómica. Hace unos días a una jovencita inglesa la echaron de su trabajo porque su jefe le había leído en su blog que el trabajo la aburría, y eso el primer día; pero si ella no hubiese contado al jefe que tenía blog personal, el pervertido (porque hay que serlo para aplicar ese control) jamás se habría enterado. A mí simplemente me tiene alucinado que un producto tan cutre, antiestético y poco funcional como Facebook (y sus imitadores) haya tenido tanto éxito. Pero las cosas son como son: el boca a boca funciona mejor cuando arranca en Harvard."

Referencia:
Baigorri, A. (2009), "Hacia la comunicación ubicua", EL PERIÓDICO DE EXTREMADURA, día 2/2/2009

Enlace

2.28.2008

Convivencia 2.0 (2008)


NO me gusta mucho la palabra 'pacto', porque su campo semántico tiene mucha carga bélica, y porque a menudo los pactos se firman contra un tercero. Prefiero la palabra 'acuerdo', con un campo semántico más contractual, en correspondencia con una sociedad en la que prima la razón, el contrato social. Pues de lo que se trata es de renovar el contrato social entre todas las partes con responsabilidad en la producción, distribución, consumo y sufrimiento del ocio nocturno.
La Ley de Convivencia y Ocio estableció en Extremadura esa relación contractual entre administraciones, familias, vecinos y jóvenes, y aunque no sabemos muy bien qué efectos ha tenido en los propios jóvenes en aspectos como el consumo de alcohol y drogas o la presencia de menores en donde no deberían estar, o la dimisión parental (deberíamos estar ahora mismo repicando la encuesta a familias que hicimos en el 2002, en el marco del programa Futuro), la sensación general que transmiten los distintos actores sociales es que ha funcionado en sus aspectos convivenciales.
Tanto, que ha sido y está siendo copiada por otras comunidades y ciudades, y quienes participamos en aquel proceso germinal estamos «aburridos» de pasear conferencias por Universidades y centros de investigación de todo el país: Extremadura no sólo exporta jamones, sino también 'know how' social, tan importante como la tecnología aunque algunos no se enteren.
Ahora reaparecen los hosteleros, que estaban desaparecidos, felices mientras vecinos y moralistas dirigían toda la artillería pesada contra el botellón autogestionario. Fabuloso si también ellos se comprometen, seriamente, a gestionar unos espacios de ocio más convivenciales con su entorno, y más ambientalmente respetuosos con los usuarios (ruido, limpieza, etc).
No tengo claro que haya que premiarles por cumplir la Ley, pero también es cierto que en la Sociedad de 24 Horas habrá que acostumbrarse a horarios ilimitados de ocio. Echo a faltar, de nuevo, a las familias. Porque los problemas convivenciales del ocio nocturno están básicamente resueltos en la región, pero no así lo que descubrimos más grave en nuestra investigación: la presencia y consumo compulsivo de alcohol y drogas por parte de menores, casi niños a veces. Sólo el compromiso de las familias, y de los propios jóvenes, asumiendo su responsabilidad para con sus hermanos pequeños, como parte que son de las familias (¿cómo concretar ese compromiso?) puede frenar las crecientes tasas de consumos entre menores.

REFERENCIA:
Baigorri, A. (2008), "Convivencia y ocio 2.0", Diario HOY, 27.02.2008
Enlace al periódico

8.10.2007

¿Ruralia de nuevo? Desarrollo local en el marco de la urbanización global (2007)


Capítulo escrito a solicitud de Manuel García Docampo para el volumen que coordinó sobre Perspectivas Teóricas en Desarrollo Rural.


"  Y a partir de mediados de los 90 asistimos a una tercera oleada de “neoruralismo”, de características esencialmente distintas a todas las anteriores, que esta vez parece no tener fin. Y que, aunque algunos confunden con los de los 70, no tienen nada que ver.Esta vez los neorurrales aparecen como empresarios del sector servicios (sobre todo hostelería y turismo rural), y más recientemente como trabajadores del cuaternario (teletrabajadores y telecreadores). Y llegan a unos pueblos plenamente dotados de equipamientos e infraestructuras básicas. 
Pero si he introducido esta cuestión como remate del ensayo no es en relación a la propia composición de la Ruralia (cuestión que podría interesar a la Sociología Rural en general pero no se circunscribe al tema que nos reúne en este volumen), sino en tanto entiendo que, ahora sí, la tercera oleada de neorurales va a tener una enorme influencia en el desarrollo local, por cuanto en muchos casos están asumiendo incluso el liderazgo no sólo económico sino también social y político de amplias zonas rurales, consumándose así la urbanización cultural de estos espacios. 
De hecho, estamos en cierto modo hablando de una versión de la edge city, con las particularidades lógicas en un espacio cultural, como es el español, en el que, al contrario que en los Estados Unidos, existe un patrimonio (en su sentido artístico también, pero sobre todo en su sentido infraestructural) previo que puede acoger a los emisarios virtuales de la ciudad dispersa, que pueden “alejarse” cada vez más de los centros urbanos gracias al desarrollo de las telecomunicaciones (y también gracias a unas cada vez mejores carreteras, y un crecimiento de la red de autopistas, trenes de alta velocidad, etc.). Una dispersión a la que, en el caso español y en el de otros países europeos, viene ayudando mucho el alocado encarecimiento de la vivienda dentro del perímetro de las ciudades. 
En suma, y quiero terminar con esto porque creo que constituye el núcleo gordiano que va a marcar las dinámicas del desarrollo local-rural al menos durante la próxima década, asistimos a la llegada de profesionales y ejecutivos que buscan un entorno ambiental de calidad, en pueblos o pequeñas ciudades que, por otra parte, tienen en la actualidad una buena dotación de servicios, pero a la vez relativamente cerca (en tiempo de desplazamiento, o telemáticamente), y esa es la clave, de las grandes ciudades.La inclusión de neoartesanos y profesionales fugitivos de la ciudad, junto a los neoagricultores, cada vez más escasos, introduce sin duda un elemento de complejidad social y cultural nuevo en la Ruralia: ya no se trata de hippies (“maltrabajadores”, como los llamaban en los pueblos), ni jóvenes de origen rural que retornan tras fracasar en sus estudios (es decir, aún más “maltrabajadores”), sino de exitosos profesionales que controlan las redes que articulan los programas de desarrollo rural, o las gestionan como técnicos, y que en conjunto están haciéndose cargo de las riendas de Ruralia. 
Esperemos que sea para bien."


REFERENCIA:
Baigorri, A. (2007): "¿Ruralia de nuevo? Desarrollo local en el marco de la urbanización global", en García Docampo, M. ed. , Perspectivas teóricas en desarrollo rural, Netbiblo, La Coruña
Enlace al texto

8.20.2006

Análisis del debate educativo. Documento para la reflexión y el debate sobre la Educación en Extremadura (Educación Infantil y Primaria) (2006)



Libro que recoge el informe de síntesis de los resultados del proceso de investigación-acción participativa Debate Educativo de Extremadura, iniciado en 2005 y dedicado en 2006 a la Educación Infantil y Primaria. El proceso terminó con un seminario en el que participaron unos 1.000 docentes de la región a lo largo de una jornada, en la que se expusieron los resultados y se debatieron las distintas temáticas planteadas con especialistas de todo el país. Todos los materiales (grabaciones de las sesiones, documentos de conclusiones, etc) estuvieron durante años colgados en este enlace, pero durante el periodo de gobierno del Partido Popular fueron borrados, a pesar de que, fruto de aquel debate educativo, Extremadura fue la única región en la que se alcanzó un pacto por la educación, y una Ley de Educación (2011) promovida por el gobierno del PSOE pero consensuada y apoyada por todos los partidos, incluido el PP. Puede que algún día vuelvan a aparecer de nuevo.


"    El método del debate: el debate como método 
El debate educativo sobre la Educación Infantil y Primaria en Extremadura se aprovecha de la experiencia, y sigue, en parte, el esquema del debate sobre la Educación Secundaria ya desarrollado en 2005. Pero, además se han incorporado algunas innovaciones para, de una parte, hacer más eficaz el proceso y, de otra, hacerlo más sistemático y representativo. 
1.- Escuchando a la comunidad: cuestionario para los Consejos Escolares y asambleas comarcales
Se ha mantenido el esquema del anterior debate en cuanto a la voluntad de provocar el diálogo entre los actores sociales que conforman la comunidad educativa y tienen representación en los Consejos Escolares de los centros docentes: representantes de padres y madres, del profesorado y de la Administración local.
Esta vez la participación del alumnado, dada su corta edad, no ha sido generalizada, aunque sí se han realizado grabaciones, en vídeo y audio, en un número representativo de centros con las respuestas a un cuestionario específico organizado por niveles y etapas educativas para escuchar su voz.
Se ha buscado, sin embargo, racionalizar más el proceso del debate reduciendo, por un lado, el tamaño del cuestionario a términos más acordes con el tiempo disponible y, por otro, presentando un único cuestionario por Consejo Escolar, lo que ha obligado al diálogo y la búsqueda del consenso en el diagnóstico entre los distintos actores. Se han evitado así, además, procesos de participación desigual de los cuales es a veces imposible medir la representatividad y fiabilidad en términos estadísticos. Este método ha facilitado por otra parte el proceso de recogida y tratamiento de los datos, de orden cualitativo, que se sintetizan en la primera parte de este informe. Han sido procesadas las respuestas al cuestionario de la práctica totalidad de los centros de la región, ya que en el debate han participado 446 centros, lo que supone un 90,1 % del total de los existentes en Extremadura.
Tras los debates desarrollados en los centros de Educación Infantil, Primaria y específicos de Educación Especial, un elemento esencial han sido las asambleas comarcales realizadas en los Centros de Profesores y Recursos (CPRs) de la región, en las que los asistentes, en representación de los Consejos Escolares, pudieron poner en común su propia experiencia, generándose un destilado de las principales opiniones.
(...)
2.- Escuchando a los actores sociales: encuestas a las familias y cuestionario al profesoradoEl segundo cambio importante, con respecto al debate de Educación Secundaria, ha sido la
incorporación de métodos de detección de la opinión pública más apropiados para recoger la opinión del conjunto de la sociedad, y no de la parte más activa o participativa de la misma, evitando así en lo posible los sesgos. Consideramos que es esta una auténtica y representativa evaluación del sistema educativo por los dos principales actores (familias y profesorado) en términos estadísticamente representativos.
Se incluyen en este Informe Síntesis la encuesta y el cuestionario utilizados, y a continuación se expone la ficha técnica de la encuesta a las familias y del cuestionario al profesorado. Para su diseño se ha partido de encuestas, tanto de ámbito nacional como internacional, realizadas en los últimos años sobre esta temática. El material recogido va a permitir, en este sentido, realizar durante los meses sucesivos otros muchos análisis que, en el marco temporal del programa del Debate Educativo, no era factible realizar. Los ficheros de datos quedan, por supuesto, a disposición de cualesquiera otros investigadores que quieran profundizar en los mismos.
(...)
Caracterización negativa
Una relativa mayoría de las opiniones apuntan a una caracterización negativa del alumnado de Educación Infantil y Primaria. En este sentido, las respuestas tienden a describir a un alumnado desmotivado, poco esforzado, carente de hábitos de trabajo o estudio. Aunque, paradójicamente, cuenta con más medios que nunca, sin embargo, y debido a la cantidad de estímulos a los que está expuesto, se ‘dispersa’, redundando en una gran pérdida de interés por las cuestiones de la escuela.
Es general la idea de que existe una sobreprotección del alumnado en su entorno familiar, incidiendo en su inmadurez y la carencia de autonomía. En este sentido, se les tacha de ‘caprichosos’, no necesitando el esfuerzo para conseguir las cosas. De ahí su baja capacidad para asumir el fracaso, y la impaciencia o la demanda de inmediatez son otras características muy mencionadas por todos los agentes participantes en este debate.
Asimismo, son caracterizados como pasivos, individualistas y con pocas habilidades sociales, lo que se achaca, en gran medida, a las nuevas formas de ocio, de las que participan masivamente.
También en esta caracterización negativa han coincidido al resaltar atributos como la falta de respeto y de valores, la indisciplina, la agresividad, la competitividad mal entendida, el materialismo o el consumismo exacerbado. En este caso se apela a la negativa influencia que ejercen “los valores que imperan y que la sociedad actual transmite”. Aunque no falta quien alude a una “creciente desestructuración familiar” que incidiría negativamente en el desarrollo evolutivo de los niños. 
 
(...) 
Más de la mitad de los sectores participantes en el debate manifiestan que la Educación actual no responde a las exigencias de una sociedad futura, coincidiendo al considerar que la sociedad avanza
mucho más deprisa que la escuela, y ésta no siempre es capaz de adaptarse a las nuevas situaciones de una sociedad cambiante. Pero al mismo tiempo, y paradójicamente, consideran que los cambios que se tratan de llevar a cabo a través de las leyes educativas no son considerados positivos, pues es igualmente alto el consenso al considerar un sistema demasiado inestable, en el que nunca acaban de implementarse satisfactoriamente las sucesivas reformas.
Por otro lado, estiman que, aunque se han introducido nuevos conocimientos, no se dedica el tiempo necesario a las materias instrumentales. Señalan aspectos negativos como la “promoción automática”, que favorece que los niños se esfuercen menos, en tanto saben que no necesitan aprobar las asignaturas para avanzar en determinados cursos. Por todo lo anterior, consideran que la Educación no responde a las demandas de una sociedad tremendamente exigente y competitiva, en donde el éxito vendrá de la mano del esfuerzo, el afán de superación o el gusto por el trabajo bien hecho, valores éstos, en los que se manifiestan grandes carencias en el alumnado.
La falta de medios técnicos y/o humanos, en especial en el medio rural, es también una constante a la hora de justificar la imposibilidad de responder a las exigencias de la sociedad por parte de la escuela.
Se critica igualmente que se descargue sobre el profesorado toda la responsabilidad en relación a la Educación, ya que consideran que ésta no es una labor exclusiva de este sector. Manifiestan la necesidad de implicación de las familias, principalmente, pero también las administraciones o los medios de comunicación, apoyos que hoy día no existen o son insuficientes.
 
(...) 
UNA CIERTA (PERO MODESTA) AUTOCOMPLACENCIA
A pesar de los lamentos y denuncias recogidos, a pesar de los muchos problemas señalados, a pesar de la agresividad con que algunos profesores han enfrentado la propia realización de la encuesta, viene a resultar que, del mismo modo en que los profesores ponían de manifiesto encontrarse a gusto, consideran que el estado general de la educación en la región es cuando menos aceptable. Alguien
podría pensar que porque evaluarla en otro sentido implicaría una autocrítica de su propio trabajo, pero ya hemos visto en el curso del análisis que el colectivo es capaz de superar ese tipo de contradicciones.
El hecho cierto es que para los profesores de Educación Infantil, Primaria y Especial de los Colegios Públicos de Extremadura, califican en su mayoría de regular (50,4%) a la enseñanza en la región. Pero frente a esa mayoría que opta por ubicar la enseñanza en ese estado de medianía, es muy superior el porcentaje que la considera buena o muy buena (42% en total, aunque sean estadísticamente insignificantes quienes la califican de muy buena) que el quienes la consideran mala o muy mala (2,6% en total). Sin duda ese dato es el más significativo: la insignificancia estadística de quienes valoran negativamente la situación.
 
(...) 
El proceso educativo, visto desde las familiasEl conjunto de familias extremeñas parece optar por la razón antes que por el instinto, como procedimiento que entienden más adecuados para educar a sus hijos e hijas: la opción del buen ejemplo (84,73%), y de explicarles y persuadirles con razones (63,66%), son escogidas por la abrumadora mayoría de los encuestados. Mientras que apenas un tercio señalan la utilización de premios (34,91%) y castigos (24,55%), o el estímulo de su honor y amor propio (37,14%). Si bien encontramos algunas diferencias según el tipo de colegios a que asisten los hijos e hijas, pues entre los usuarios de colegios concertados este tipo de métodos parece encontrar más predicamento.
En lo que se refiere al modelo educativo preferido, es mayoritaria la preferencia de las familias por el sistema público. Cabe señalar cómo incluso entre las familias que utilizan colegios concertados hay un tercio que optan por el predominio de lo público (29,7%); incluso aparecen un 9,5% de casos que declaran preferir un sistema público en exclusividad. Entre los usuarios de colegios públicos un 10,9% declaran preferir el predominio de lo privado, incluso en un 4,5% de los casos preferirían que sólo existiese enseñanza privada   "






REFERENCIA:
Baigorri, A. dir (2006), Análisis del debate educativo. Documento para la reflexión y el debate sobre la Educación en Extremadura (Educación Infantil y Primaria), Junta de Extremadura, Mérida

Enlace al texto

3.16.2006

Botellón: más que ruido, alcohol y drogas. La Sociología, en su papel (2006)



"lo más significativo del botellón es que se trata de una tendenciageneral que se repite en sociedades occidentales de todo el planeta, aunque en ocasiones con aspectos claramente diferenciados, fruto de la diversidad cultural y legal. Los jóvenes ingleses, o los rusos, se reúnen a beber en las calles traseras del barrio, o en los parques. En Australia o Tasmania lo hacen circulando en sus coches en torno a algunas manzanas emblemáticas del pueblo o la ciudad. En loscampus USA se juntan en apartamentos o edificios comunitarios. En varios países su-damericanos los jóvenes compran bebidas de alcohol duro y las beben luego en la calle hasta caer redondos. En el Sur de Italia hemos visto reproducida, incluso con ese nombre, la ‘movida’ (beber en la puerta de los bares), que tantos problemas generó en España a principios de los años noventa, y en el Norte de ese país ya ha hecho su aparición, en los veranos, el botellón propiamente dicho. En algunas ciudades de la circunspecta Alemania las divergencias por el horario de cierre de las terrazas de verano provocaron batallas campales, como las que a mediados de los noventa hicieron famosa a Cáceres. Podríamos decir que todos los jóvenes que se lo pueden permitir (por nivel económico y nivel de tolerancia), en cualquier parte del mundo, andan haciendo cosas parecidas en respuesta a un conjunto de tendencias asimismo globales: 
a) el advenimiento de la Sociedad de 24 horas; 
b) la conversión del ocio en un sector fundamental de nuestras sociedades; 
c) el poder creciente de las multinacionales del alcohol; 
d) la formación de la placenta social; 
e) la dimisión parental; 
y f), la degradación del estado del bienestar."


REFERENCIA:
Baigorri, A., Chaves, M. (2006). "Botellón: algo más que ruido, alcohol y drogas (la Sociología, en su papel)", Anduli. Revista Andaluza de Ciencias Sociales, Num. 6, pp. 159-176

3.09.2005

Análisis del Debate Educativo en Educación Secundaria (2005)





Se trata del análisis de contenido realizado sobre un material no diseñado por el equipo investigador, sino por la propia Consejería de Educación. No se trata por tanto de una investigación propiamente dicha, sino de un análisis de datos primarios brutos, un conjunto de cuestionarios distribuidos entre los distintos actores sociales vinculados a la Educación. A partir de este trabajo sí diseñamos un proceso investigador-participativo subsiguiente, para la Educación Primaria, en 2006.

"Se presenta aquí el Informe Síntesis, resultado del análisis del documento para la reflexión y el debate sobre la Educación en Extremadura, referido a Educación Secundaria, “Contamos todos y todas para laeducación del siglo XXI en Extremadura” . Ha sido realizado a partir de los cuestionarios remitidos por losConsejos Escolares, representantes de los sectores del profesorado, alumnado, padres y madres, personalde administración y servicios, y de la Administración local de los centros educativos de nuestra ComunidadAutónoma.El total de centros, públicos y concertados, que ha participado en el proceso, ha sido de 186. Aunque en no todos los casos se ha recibido el informe de síntesis realizado por el Consejo Escolar, ya quese han recogido informes sectoriales desagregados, y un número determinado de  cuestionarios individuales, en conjunto se han analizadoun total de 825 cuestionarios. A pesar de la cierta complejidad de los cuestionarios, la disparidad de los sectores preguntados, ladificultad metodológica del proceso, y en algún caso la mera falta de compromiso de los actores sociales,creemos que el documento será un referente para la mejora de la calidad y equidad de la Educación enExtremadura. Por ello desde la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura agradecemos elinterés y la participación de todos y todas.Con todos los presupuestos previos y la dinámica establecida en el proceso, hay que tener en cuenta quela representatividad de este documento es, como no podía ser de otro modo, relativa, pero muy significativa.Metodológicamente sólo puede ser considerado representativo de sí mismo, por cuanto no responde a unmuestreo aleatorio sino al conjunto de centros educativos que voluntariamente han querido participar.El volumen de cuestionarios, y el elevado número de personas que han participado en el proceso loconvierten, siquiera, en una rica fuente de información masiva sobre cómo “respira” el sistema educativoextremeño. Se ha realizado un cálculo extremadamente conservador, exclusivamente de mínimos, sumando tan solo aquellos documentos de los que se disponían de cifras reales.Dada la naturaleza del material, se ha desarrollado un proceso metodológico que podríamos calificar denovedoso, adaptado a la situación. El Equipo de Investigadores de la Universidad de Extremadura hatrabajado cual si se tratase de un trabajo de campo, sobre el terreno, en términos casi de observaciónparticipante. Cada cuestionario ha sido para el investigador como una persona que se encontrase en elcamino, y con quien se detuviese a hablar.En cualquier caso, queremos destacar que el trabajo realizado puede considerarse exclusivamentenotarial.Se ha intentado plasmar y sintetizar, con la mayor exactitud posible, la información y sobre  todo las creencias, opiniones, críticas y propuestas recogidas en varios miles de páginas. No se haintroducido valoración alguna, algo extremadamente difícil en un trabajo de estas características.
El Informe Síntesis se ha organizado en torno a cuatro grandes temas: el alumnado, el profesorado, la “vida” en los centros docentes, y la formación para la vida y el acceso al mundo del trabajo.
1. El alumnado.El alumnado de la nueva sociedad.El currículo.Estilo de enseñanza y aprendizaje.“Iguales pero diferentes”.Atención a la diversidad: respuestas a la diversidad del alumnado.Participación e implicación del alumnado.Propuestas de mejora del sistema educativo extremeño.2. El profesorado.El reconocimiento social y profesional del profesorado.Formación y actualización del profesorado.Participación e implicación del profesorado.Propuestas de mejora del sistema educativo extremeño.3. La “vida” en los centros docentes.¿Conflictividad escolar?Educación en valores.Estilo del centro.Atención a la diversidad: programas educativos para el alumnado y programas para fomentar laigualdad de derechos en Educación.Convivencia escolar.Factores “que influyen” y medidas a tomar en los centros educativos para garantizar la igualdad deoportunidades.Participación e implicación de la Administración local.Participación e implicación de madres y padres en el proceso de enseñanza y aprendizaje de sus hijose hijas.Propuestas de mejora del sistema educativo extremeño.4.La formación para la vida y el acceso al mundo del trabajo.Utilidad de la formación académica para la vida y el acceso al trabajo. Correspondencia.La Formación Profesional y la Educación de Personas Adultas.Inserción laboral.Propuestas de mejora del Sistema Educativo Extremeño"


Referencia y acceso al texto

Baigorri, A., Muñoz, B. eds. (2005),  Análisis del Debate Educativo. Análisis del debate educativo
Documento para la reflexión y el debate sobre la educación en Extremadura (Educación Secundaria). Consejería de Educación, Mérida

9.07.2003

La fractura digital en una sociedad que envejece (2003)





"    ABSTRACT 
Tanto el desarrollo de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTIC), como su potencial, vienen siendo objeto de investigación, en los últimos años, desde todos los ámbitos de especialización de las Ciencias Sociales, dado el profundo impacto que las NTIC están suponiendo, ya, en la sociedad. Pero no sólo los investigadores, sino también los gestores de políticas públicas, están volviendo su atención hacia las nuevas necesidades que las NTIC satisfacen, por una parte, pero también generan. Una de esas necesidades nuevas es la alfabetización tecnológica/digital de diversos sectores en los que el impacto está siendo más inmediato. Porque el acceso o no-acceso a las ventajas que, en lo que a la calidad de vida se refiere, suponen las NTIC, se viene instituyendo, desde mediados de la última década del siglo XX, en un factor determinante de exclusión o integración social dentro de la nueva Sociedad Telemática.La vejez, constituyendo una categoría sociológica crecientemente ambigua, supone en cualquier caso, para la mayoría de la población, un momento de creciente dependencia que las NTIC están contribuyendo a paliar, y sin duda alguna lo harán más en el futuro; un futuro, precisamente, marcado por un acelerado envejecimiento de los efectivos demográficos, al menos en Occidente.En el marco de nuestro proyecto de investigación"Procesos de inserción en la Sociedad Global de la Información", financiado por la Dirección General de Universidades e Investigación de la Universidad de Extremadura para el periodo 2001-2004, una de las líneas de trabajo se centra en el análisis y evaluación de las necesidades y procesos de alfabetización tecnológica de los ancianos en Extremadura, en la medida en que el no acceso a las NTIC puede ayudar a perpetuar o superar desigualdades existentes, o incluso a crear otras nuevas. Esta comunicación presenta algunos de los logros de nuestra investigación. 
ABSTRACT 
So much the development of the New Technologies of the Information and the Communication (NTIC), as their potential, they come being investigation object, in the last years, from all the environments of specialization of the Social Sciences, given the deep impact that the NTIC is supposing, already, in the society. But not only the investigators, but also the managers of social politics, they are returning their attention toward the new necessities that the NTIC satisfies, on one hand, but they also generate. One of those new necessities is the techno/digital literacy of di verse sectors in those that the impact is being more immediate. Because the access or no-access to the advantages that, in what refers to the quality of life, the NTIC supposes, one comes instituting, from half-filled of the last decade of the XX century, in a decisive factor of exclusion or social integration inside the new Telematic Society.The age, constituting a sociological category increasingly ambiguous, it supposes anyway, for most of the population, a moment of growing dependence that the NTIC is contributing to palliate, and without a doubt sorne will make it more in the future; a future, in fact, marked by a quick aging of the demographic troops, at least in West. In the mark of our research project "Integration Processes on Global Information Society", financed by Extremadura regional administration for the period 2001-2004, one of the work Jines is centered in the analysis and evaluation of the necessities and processes of the old men's technological literacy in Extremadura, in the measure in that the non access to the NTIC can help to perpetuate or to overcome existent inequalities, or even to create other new ones. This communication presents sorne of the achievements of our investigation.  "


REFERENCIA:
Baigorri, A., Chaves, M. (2003), "La fractura digital en una sociedad que envejece", en Joyanes, L. y González, M. Eds., II Congreso Internacional de Sociedad de la Información y del Conocimiento, McGraw Hill, Madrid, Tomo I, pp. 437-444
Enlace al texto

11.07.2001

Hacia la urbe global (2001)



El libro recoge básicamente mi tesis doctoral. Tiene una parte teórica en la que desarrollo una teoría de los factores de urbanización y de la conformación de una urbe global en el marco de la Sociedad Telemática. La otra parte se aplica al análisis del caso de la ciudad de Badajoz y su ubicación en el marco conceptual previo. Leída en 1999, la tesis (que obtuvo el Premio Nacional de la Real Academia de Doctores para tesis de Ciencias Sociales y Jurídicas) incorporaba un conjunto de trabajos previos, a través de los cuales entre 1982 y 1995 fuí construyendo una teoría consistente sobre la dicotomía urbano-rural y la Sociología de la Urbanización.


INDICE

  1. Introducción
  2. Primera Parte: DE LO RURAL A LO GLOBAL
    1. El análisis transdisciplinario de la ciudad y el territorio desde una perspectiva sociológica
    2. Regadío y urbanización
    3. La ciudad como artefacto
    4. La ciudad red
    5. La ciudad y el territorio de la red, en los albores del Tercer Milenio
  3. Segunda Parte: MESÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS
    1. La medida de las ciudades
    2. De la ciudad intermediaria a la mesópolis
    3. Ciudades y mesópolis transfronterizas
    4. Ciudades y regiones en la frontera hispano-lusa: de ‘cul de sac’ a nodos esenciales
  4. Tercera Parte: LA FORMACION DE UN AREA MESOPOLITANA DE CARACTER TRANSFRONTERIZO EN BADAJOZ
    1. Las tres adaptaciones
    2. Badajoz, mesópolis transfronteriza
  5. Cuarta Parte: LA MESÓPOLIS DE BADAJOZ EN EL CONTEXTO IBÉRICO Y EUROPEO
    1. La permeabilización de las fronteras intracomunitarias y la extensión de la función mesopolitana
    2. de Badajoz en el territorio portugués
    3. La red urbana de Extremadura y Alentejo y el papel de la mesópolis pacense
    4. Ciudades que se mueven: bananas, arcos, diagonales y triángulos en la península ibérica y Europa
    5. La síntesis abierta





REFERENCIA

Artemio Baigorri (2001), Hacia la urbe global, Editora Regional de Extremadura, Mérida
Enlace al texto